Si sueles leer artículos sobre fotografía y posprocesado, especialmente los dirigidos a fotógrafos profesionales, es muy probable que te hayas tropezado con el término “flujo de trabajo” o workflow, y muchos os habréis preguntado qué significaba. En este artículo, explicaré qué es un flujo de trabajo en el mundo de la fotografía digital y de qué pasos se compone.

El flujo de trabajo no tiene nada que ver con el equipo, la técnica o el posprocesado fotográfico, aunque influye de forma directa en el resultado final del trabajo fotográfico. Ten en cuenta que el flujo de trabajo puede variar mucho de un fotógrafo a otro, debido a las muchas variables involucradas y porque no existe un flujo de trabajo estándar establecido que se aplique en todos casos.

Por lo tanto, la información que proporciono en este artículo solo debe utilizarse como punto de referencia para comprender su significado y cómo funcionan los flujos de trabajo en general. Depende totalmente de cada uno establecer su propio flujo de trabajo en fotografía digital y, en última instancia, debes adoptar el proceso que mejor se adapte a tus necesidades.

1) ¿Qué es el flujo de trabajo en fotografía digital?

Un flujo de trabajo en fotografía digital es una sistemática que contempla cómo trabajar con imágenes digitales desde el inicio hasta el final, desde la captura hasta la entrega final.

Se compone de una serie de pasos interconectados y ordenados, desarrollados por fotógrafos para simplificar y estandarizar su trabajo. La simplificación y la estandarización son las dos palabras clave, porque un flujo de trabajo bien establecido no solo te ayudará a simplificar y acelerar el proceso de trabajo con tus imágenes, sino que también te permitirá mantenerte organizado, mejorar tu eficiencia y aplicar coherencia a tu trabajo.

La cantidad de pasos involucrados en el flujo de trabajo puede variar, aunque por lo general consiste en los siguientes:

  1. Configuración de la cámara y captura de imágenes
  2. Transferencia de imágenes al ordenador
  3. Importar imágenes a una aplicación de fotografía
  4. Organizar y ordenar imágenes
  5. Posprocesado de las imágenes
  6. Exportar las imágenes
  7. Copia de seguridad de las imágenes
  8. Imprimir o publicar en la web

Veamos cada uno de estos pasos.

1.1) Configuración de la cámara y captura de imágenes

El flujo de trabajo comienza en la cámara, con la configuración de los parámetros en la cámara y la forma en que tomemos las fotografías afectarán definitivamente al proceso de flujo de trabajo.

Por ejemplo, si tomas imágenes en formato RAW, tu flujo de trabajo será un poco más complicado que si lo hicieras en formato JPEG. ¿Por qué? Porque las imágenes RAW requieren que las proceses antes de que se puedan usar para imprimirlas o publicarlas.

Los archivos RAW también ocupan mucho más espacio, lo que ciertamente ralentizará los procesos de importación, exportación y copia de seguridad. Si tomas imágenes en formato JPEG, debes decidir qué perfil de color usar, qué compresión y tamaño de imagen usar, qué ajustes de balance de blancos usar y mucho más.

Ambos formatos de imagen tienen sus ventajas y desventajas (consulta mi artículo JPEG y RAW), pero tendrás que decidir qué es lo mejor para ti.

Además, si decides capturar imágenes para HDR o panoramas, lo que añadirá un paso más en tu proceso de flujo de trabajo para procesar las imágenes HDR o unirlas en panoramas.

Por lo tanto, debes decidir de antemano qué ajustes deseas utilizar en tu cámara y cómo quieres capturar las imágenes.

1.2) Transferencia de imágenes al ordenador

Hay muchas maneras de transferir imágenes a tu ordenador. Puedes hacerlo mediante la conexión de un cable USB entre la cámara y el ordenador, o bien sacando la tarjeta de memoria SD/CompactFlash de la cámara e introduciéndola físicamente en el lector del ordenador o en un lector de tarjetas.  Incluso con algunas de las cámaras mas recientes, se pueden enviar las imágenes al ordenador por Wi-Fi.

A continuación, viene el proceso real de copiar archivos desde tu tarjeta/cámara a tu ordenador. En este punto, tienes muchas opciones diferentes para hacerlo. Puedes usar el sistema operativo para copiar los archivos de las imágenes a una carpeta en particular de tu ordenador, o puedes usar un software como Adobe Bridge, Lightroom o Aperture para manejar por completo este proceso.

Personalmente prefiero usar este último método para importar mis imágenes. Adobe Lightroom hace un trabajo excelente transfiriendo las imágenes y simultáneamente añadiéndolas a la base de datos. Esta aplicación ha simplificado mi flujo de trabajo de manera muy significativa, porque muchos de los pasos descritos en este artículo ahora se hacen dentro de este paquete de software.

1.3) Importar imágenes a una aplicación de fotografía

Este paso depende de cómo manejes el proceso de transferencia de imágenes a tu ordenador, ya que algún software hará ambas cosas en un solo paso. Por ejemplo, si usa Adobe Lightroom o Apple Aperture, estos programas copiarán las imágenes a tu ordenador y las importarán simultáneamente a un catálogo fotográfico, lo que le ahorrará un paso.

Lo bueno de utilizar dicho software es que puedes personalizar/ajustar el proceso de importación y etiquetar las imágenes con ciertas palabras clave/metadatos e incluso realizar algunos ajustes de procesado de imagen preestablecidos en cada una de las imágenes al importarlas, lo que ahorra mucho tiempo del flujo de trabajo.

1.4) Organizar y ordenar imágenes

Una vez que tus imágenes están en tu ordenador, debes decidir cómo las organizarlas y ordenarlas, de modo que no terminen diseminadas por todo el disco o discos duros.

Si usas Adobe Photoshop Lightroom o Aperture, tiene muchas más opciones para gestionar y mantener sus fotografías organizadas.

Puedes hacer de todo, desde asociar palabras clave o clasificar tus imágenes favoritas valorándolas con estrellas, etiquetar imágenes con colores, crear grupos de imágenes personalizados y mucho más. Lo bueno de usar Lightroom o Aperture es que toda la información sobre la imagen se almacena en una base de datos, lo que hace que la localización de imágenes específicas sea muy fácil.

Si estás buscando una buena solución para organizar tus fotos en Lightroom, echa un vistazo a mi artículo ¿Cómo organizar las fotos en Lightroom?. Este sería un buen momento para que revisarais rápidamente vuestras imágenes, identificaseis las que están mal, borrosas, desenfocadas y os deshicierais de ellas.

Pasemos ahora al siguiente paso: el posprocesado de imágenes.

1.5) Posprocesado de las imágenes

Una vez organizadas las fotografías en el ordenador bajo vuestra aplicación de fotografía favorita, es el momento de sentarse y trabajar vuestras imágenes. Tal vez os preguntéis si este paso es necesario y si vuestras imágenes estarían bien al sacarlas de la cámara. La respuesta en muy sencilla si las capturas en RAW, definitivamente debes posprocesar tus imágenes. Si las grabas en JPEG, siempre habrá imágenes que podrían necesitar algunos ajustes aquí y allá para mejorarlas un poco.

No me voy a entretener en le posprocesado de las imágenes, porque en este paso nos podemos encontrar que solo sea necesario un ajuste rápido para solucionar un problema de exposición por ejemplo o un posprocesado extenso que puede tardar muchos minutos para retocar la imagen.

Normalmente más del 90% del posproceso de mis imágenes lo realizo en Lightroom y solo uso Photoshop cuando pretendo conseguir algo que no puedo hacerlo en Lightroom. Por lo tanto, mi flujo de trabajo en muy dependiente de lo que necesita cada imagen en concreto.

Si estás buscando artículos y técnicas de posprocesado, puedes encontrar artículos interesantes de posprocesado en color, en blanco y negro y de conversión a blanco y negro, y artículos relacionados que hemos publicado hasta el momento filtrándolos por las categorías Lightroon, Photoshop.

1.6) Exportar las imágenes

Una vez terminado el posprocesado con las imágenes, el siguiente paso es exportar esas imágenes para distribución, impresión o publicación web.

Nuevamente, hay muchas variables a considerar en este paso. Si lo que buscas es imprimir una imagen, debes averiguar con qué formatos de imagen puede trabajar tu empresa de impresión o tu impresora. Es posible que admita archivos TIFF con el espacio de color Adobe-RGB o que solo acepte archivos JPEG con el espacio de color sRGB. Otro factor importante es el tamaño de la imagen y el tamaño al que deseas imprimirla. En el artículo Resolución y tamaño de impresión. encontraras información relevante sobre esto.

Si lo que buscas en exportar tus imágenes para la web, para publicar tus fotografías en tu blog, en Flickr, en Smugmug, etc., debes decidir qué dimensiones de imagen usar durante el proceso de exportación y elegir sRGB como el espacio de color.

Otro aspecto a considerar, es si quieres eliminar los datos EXIF de tus imágenes para que otros no vean qué configuración utilizaste y cuando tomaste esas imágenes. En la ventana Exportar un archivo de Lightroom, encontraras el apartado Metadatos desde donde puedes seleccionar que metadatos incluir o excluir durante la exportación.

1.7) Copia de seguridad de las imágenes

Mientras su máquina está ocupada exportando imágenes de su aplicación de fotos, es un buen momento para comenzar su proceso de copia de seguridad. Si no ha realizado una copia de seguridad de sus imágenes, definitivamente debe elaborar un plan de respaldo lo antes posible. ¿Qué tan bueno es tu flujo de trabajo si tu disco rígido se cuelga y pierdes todas tus preciosas fotografías? Solía ​​hacer una copia de seguridad de mis imágenes en una sola unidad externa una vez a la semana anterior, pero después de perder algunas imágenes muy importantes cuando mi disco duro se colgaba a mitad de la semana, ahora tengo una configuración redundante con dos discos duros duplicados y regreso hasta un dispositivo de almacenamiento externo diferente después de cada sesión de fotos. Además de esto, una vez al mes llevo mi disco externo a una ubicación externa y duplico su contenido a otra unidad. Esto puede sonar como una exageración, pero sé que mis fotos están a salvo y no las perderé. No olvide hacer una copia de seguridad de su catálogo de Lightroom / Apeture también. Recuerde, la copia de seguridad de solo sus fotografías o solo su catálogo no es suficiente; necesita hacer una copia de seguridad de ambas.

Si tienes muchas fotografías y estás buscando una buena solución de almacenamiento para la copia de seguridad, hoy en día existen muchos y buenos productos en el mercado, creados específicamente para fotógrafos y videógrafos. Mi recomendación personal es adquirir productos NAS en configuración RAID como Drobo o Synology, que no solo ofrecen redundancia de datos, sino que también sean muy rápidos en términos de velocidad de transferencia.

Para entornos pequeños y medianos, los sistemas Drobo 5N2 o el Synology DS1517+ de 5 bahías serían para mí la mejor elección y para entornos más grandes con necesidad de volúmenes de datos muy grande, el servidor Synology DS1813 de 8 bahías sería el sistema a considerar.

1.8) Imprimir o publicar en la web

El último paso es imprimir las fotografías y/o publicarlas en la web. Para imprimirlas fotografías, sube las imágenes exportadas al sitio web de la empresa de impresión que prefieras o copia los archivos de las imágenes en una memoria USB / CD (si lo que quieres es encargar la impresión a una empresa externa especializada).

Si tienes una impresora y deseas imprimir tu mismos las imágenes, no es necesario que exportes las imágenes de Lightroom o Aperture y muy probablemente tampoco necesites hacerlo si estas utilizando otro paquete de software; la mayoría de ellos admiten la impresión directamente desde la aplicación e incluyen todas las herramientas necesarias para imprimir.

En cuanto a la publicación web, una vez más si usas Lightroom o Aperture, incorporan una función para publicar directamente en Flickr, Smugmug, Facebook y para otros sitios web muy populares, o puedes instalar complementos (plugins) que te permitirán ampliar a tros sitios web. Si tienes un sitio web o un blog en el que quieres publicar sus fotos, deberás exportar las imágenes y luego subirlas a tu sitio web, probablemente mediante FTP o cualquier otra funcionalidad de tu sitio web.

Si eres fotógrafo, la pregunta que debes hacerte no es si tienes un flujo de trabajo, porque seguro que lo estas usando, sino cuán bueno y consistente es.

Cuando comencé mi andadura por la fotografía, mi flujo de trabajo era improvisado e intuitivo lo que hacía que fuera realmente terrible. Esto me ocasionaba todo tipo de problemas, desde la imposibilidad de localizar las imágenes en el ordenador hasta el procesado ineficiente de cientos de imágenes que nunca volví a revisar.

Me tomó tiempo crear un flujo de trabajo que me permitiera ser organizado y eficiente, y la verdad es que ahora, todo es más simple y fácil de gestionar. Es verdad que las nuevas herramientas que han ido surgiendo, como las que incorpora Lightroom, han ayudado mucho, especialmente en sus últimas versiones.

Sé con certeza que mi flujo de trabajo cambiará en el futuro y que a medida que otras nuevas tecnologías, como el almacenamiento en la nube, sean más asequibles y estén más disponibles, seguramente las iré introduciendo e iré eliminando otros pasos ineficientes o innecesarios de mi flujo de trabajo.

Te recomiendo que revises cuidadosamente tu flujo de trabajo y veas qué puedes optimizar y mejorar. Estoy seguro de que encontrarás nuevas formas de hacer las cosas que lo simplificarán y lo harán más organizado, eficiente y confiable.

Por último, ten en cuenta que este artículo solo cubre los pasos del flujo de trabajo en general. Tu flujo de trabajo real, será mucho más detallado y con pasos más específicos dentro de cada una de estas secciones que he descrito.

Blas Marco

Fotógrafo y Webmaster, blas FOTOGRAFÍA

Usamos cookies para proporcionarle la mejor experiencia en sus interacciones con nuestra web. Usted acepta el uso de cookies en su dispositivo al continuar usando nuestra web o al hacer clic en Acepto.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita una web, se puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente mediante cookies. Aquí puede controlar sus servicios personales de cookies.

Estas cookies son necesarias para que esta web funcione y no se pueden desactivar.

En esta web utilizamos las siguientes cookies necesarias técnicamente
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Aceptar todos los servicios

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest