Cualquiera de nosotros con cierto entrenamiento, puede manejar una cámara con eficiencia y realizar fotografías técnicamente correctas.

Con la tecnología digital, el periodo de aprendizaje se ha reducido debido a su inmediatez y al gran número de imágenes que se producen. De este volumen ingente de imágenes digitales que se producen en todo el mundo, solo unas pocas tienen el estilo único y personal de su creador. Son de esas pocas imágenes, que al verlas nos identifican al fotógrafo.

La técnica es solo el primer escalón. El estilo es lo importante y sabremos que lo tenemos, cuando reconozcan nuestras fotografías, incluso si nos atribuyen algunas que no sean nuestras porque tienen nuestro estilo. Pero encontrar el estilo no es fácil, porque no puede enseñarse o aprenderse, permaneciendo esquivo para muchos fotógrafos muy experimentados. No lo adquirirás leyendo esta entrada, libros o seminarios. El estilo es un producto de la experiencia, de la realización de innumerables fotos, de tu expresión personal y sobre todo de la experimentación.

Hay que encontrar como transmitir “algo”, aunque no es necesario que tenga mensaje. El estudio del trabajo de otros e inspirarte en ellos, es fundamental para el aprendizaje. Pero para encontrar tu estilo personal, debes olvidarte y experimentar por ti mismo.

Es practicante imposible controlar todos los géneros de fotografía, y debes elegir aquellos en los que te sientas cómodo y en los que te identifiques, porque en ellos es mas probable que consigas encontrar y transmitir ese “algo”. Hay que romper las reglas y experimentar nuevas técnicas y situaciones para encontrar ese “algo” distinto. Las reglas están bien durante el aprendizaje, pero están para romperlas cuando sea necesario. Si fotografías los mismos sujetos, con los mismos encuadres, con la misma luz y punto de vista, que lo han hecho cientos de fotógrafos y pintores durante muchas décadas, es improbable que te diferencies.

Debes tomar riesgos y buscar nuevos proporciones, nuevos encuadres, nuevas luces, ilumina diferente y antes de hacer cada foto, hazlo de forma diferente a como lo ibas a hacer. Se el mayor entusiasta de tu trabajo, si crees en el, los demás lo notaran. Pero se crítico con las fotografías que no se identifiquen con tu estilo o la calidad suficiente. No duces en borrar las fotos malas y mediocres. La presentación es el envoltorio con el que mostraras tu trabajo. Cuida la impresión y puesta en escena. Decide como presentar una serie o colección. Esto lo puedes aprender visitando galerías de fotografía, exposiciones, etc. Para terminar, ten paciencia, el estilo es la consecuencia de una evolución. Disfruta fotografiando mientras lo buscas.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest