Fotógrafo: Fabrizio Verrecchia

En este artículo Cómo modificar las preferencias de Lightroom hago referencia a la versión Adobe Photoshop Lightroom Classic bajo Windows, por ello es posible que algunos ajustes o pantallas difieran algo de las presentadas aquí si estás usando otro sistema operativo o versión de Lightroom, aunque en lo esencial y conceptual, podría aplicarse a cualquier otra versión.

Para restaurar las preferencias a los ajustes predeterminados puedes mantener pulsadas las teclas Mayús + Alt mientras inicias Lightroom Classic. Aparecerá el siguiente cuadro de diálogo:

Haz clic en  para confirmar.

También se pueden restablecer eliminado manualmente el archivo de preferencias que se encuentra en la siguiente ruta:

Usuarios\[nombre de usuario]\AppData\Roaming\Adobe\Lightroom\Preferencias\

Para ello arrastra el archivo Lightroom Classic CC 7 Preferences.agprefs a la papelera de reciclaje y reinicia tu equipo, e inicia Lightroom Classic CC.

1) Modifica las preferencias de Lightroom

Para cada nuevo catálogo que crees, puedes modificar ligeramente la configuración predeterminada para que se ajuste a tus necesidades específicas en cada caso. Aunque puedes hacerlo más adelante, probablemente sea mejor hacerlo al principio, ya que es frecuente olvidarse de hacerlo más adelante.

Lo primero es asegurse de que esté configurado correctamente en Lightroom Preferencias (solo necesitas hacerlo una vez). Ves a Editar > Preferencias y en la pestaña “Generales“, configura los ajustes de manera similar a como se muestran a continuación:

Hay tres configuraciones que he cambiado en esta pestaña. Modifiqué la opción “Catálogo predeterminado”, donde lo configuré como “Preguntar al iniciar Lightroom”. Esto básicamente hace que Lightroom pregunte qué catálogo quiero cargar cuando inicie Lightroom, lo cual es conveniente si usas como yo múltiples catálogos.

Si solo tienes un único catálogo o centras casi toda tu actividad sobre un catálogo, no es necesario cambiar la configuración predeterminada “Catálogo más reciente”.

La segunda opción es “Mostrar cuadro de diálogo de importación cuando se detecta una tarjeta de memoria”, que simplemente le indica a Lightroom que active automáticamente la pantalla de importación cuando inserte su tarjeta de memoria.

Si insertas con frecuencia tarjetas de memoria o memorias USB con otros contenidos, puede resultar incómodo que Lightroom abra constantemente su pantalla de importación cuando no es lo que quieres. En este caso deja esta opción desactivada.

También es conveniente dejar activada la opción “Seleccione la colección ‘Importación actual/anterior’ durante la importación” de manera que puedas localizar fácilmente en esa colección las imágenes importadas más recientemente.

La siguiente pestaña es “Ajustes preestablecidos”, donde normalmente dejo todo de forma predeterminada.

Lo único que vale la pena mencionar en esta pestaña es la “Ubicación” donde puedes marcar o desmarcar “Almacenar ajustes preestablecidos con catálogo”. Lightroom permite almacenar tus preajustes de usuario (como son la configuración de importación predeterminada, convención para la nomenclatura de archivos, la información de copyright, etc.) en una carpeta general que se utiliza para todos tus catálogos, o si se marca la casilla, con cada uno de tus catálogos de Lightroom donde puedes establecer diferentes preajustes dependientes de cada catálogo.

Personalmente, uso un ajuste preestablecido para todos mis catálogos de Lightroom y recomiendo dejar esta opción sin marcar como se ve a continuación:

La siguiente pestaña llamada “Edición externa” permite especificar el Formato de archivo y el Espacio de color predeterminados para usar en aplicaciones externas como Adobe Photoshop.

Si usas el formato RAW para tus imágenes, siempre que edites las imágenes en Photoshop debes hacerlo con el mejor formato posible para que preserve todos los detalles de la imagen y el espacio de color más amplio posible.

La configuración que utilizo para archivos es el formato TIFF (predeterminado) y para el espacio de color ProPhoto RGB (predeterminado) por este motivo. La profundidad de bits debe ser obviamente de 16 bits y dejo la resolución en 240 (por defecto), con ZIP como método de compresión:

También dejo marcada “Apilar con original” para que una imagen editada externamente permanezca unida al archivo RAW original.

Pasemos ahora a la pestaña “Administración de archivos”. Esta pestaña en particular es muy importante, ya que controla la forma en que se importan tus imágenes en el catálogo.

Así es como tengo configurada mi pestaña Adminstración de archivos:

En esta pestaña presta atención a la configuración “Importar creación DNG”. La configuración para “Extensión de archivo” es “dng”, la de “Compatibilidad” a la última versión de Camera Raw disponible, la de “Previsualización de JPEG” a “Tamaño mediano” y marco “Incrustar datos de carga rápida”, dejando sin sin marcar “Incrustar archivo RAW original”.

La configuración importante aquí es “Incrustar datos de carga rápida” e “Incrustar archivo RAW original” que controlan el tamaño total de tus archivos DNG (más información sobre el formato DNG aquí). De forma predeterminada, cada imagen RAW dentro contiene una imagen JPEG de tamaño completo, que se almacena como una previsualización.

Al configurar la opción “Incrustar datos de carga rápida” en “Tamaño mediano”, le estámos diciendo a Lightroom que genere una versión más pequeña de previsualización dentro de los archivos DNG, lo que le ahorrará hasta un 15-20% de espacio por archivo (dependiendo del tamaño del archivo RAW original).

Si bien puede parecer que no esto no es una gran ventaja, supone una gran diferencia cuando tienes decenas de miles de imágenes. La penalización que supone es el hecho de que la imagen se abrirá un poco más lenta en Lightroom cuando queramos verla más tarde en su formato completo, simplemente porque tiene que generar una versión de tamaño completo a partir de la imagen RAW. Si la velocidad es importante, siempre puedes generar previsualizaciones de tamaño completo en Lightroom más adelante.

La casilla de verificación “Incrustar archivo RAW original” es algo que recomendaría dejar sin marcar, porque si lo compruebas, tus archivos DNG serán mucho más grandes que el archivo RAW original (DNG + RAW se combinarán en un único archivo).

Dejo la siguiente pestaña “Interfaz” en su configuración predeterminada.

Dejo la siguiente pestaña “Rendimiento” en su configuración predeterminada.

2) Modificar la configuración del catálogo de Lightroom

Lo siguiente que tenemos que modificar es la configuración del catálogo de Lightroom. Deberás hacer esto una vez para cada uno de los catálogos que crees.

Ves a Editar > Ajustes de catálogo… para abrir la ventana “Ajustes de catálogo”. Normalmente dejo todo con los valores predeterminados en las pestañas “General” y “Administración de archivos”.

Sin embargo, es muy recomendable definir cuando se hara una copia de seguridad del catálogo. Para ello, en la pestaña “General” seleeciona la opción de “Realizar copia de seguridad de catálogo” que más se ajuste en tu caso. Yo la tengo configurada para que haga una copia del catálogo “Cada vez que salga de Lightroom”.

Si deseas que Lightroom muestre previsualizaciones más grandes para que coincidan con la resolución de tu monitor, elije un valor diferente en “Tamaño de previsualización estándar”. Ten en cuenta que cuanto mayor sea el tamaño de las previsualizaciones, más espacio ocuparán en el caché de Lightroom en tu disco duro. En la versión Classic de Lightroom, hay una nueva opción muy interesante y que recomiendo, es “Automático” que selcciona el tamaño que me jor se ajusta a tu monitor.

La pestaña más importante para mí aquí es la pestaña “Metadatos”, donde puedo especificar qué datos acompañaran a mis imágenes por Lightroom:

Las dos primeras opciones “Proponer sugerencias a partir de los valores introducidos ​​recientemente” e “Incluir ajustes de revelado en los metadatos de los archivos JPEG, TIFF, PNG y PSD” están marcadas por defecto y no las toco.

La tercera opción “Escribir cambios automáticamente en XMP” está desmarcada de forma predeterminada. Os recomiendo marcar esta opción, porque hace que Lightroom escriba sus cambios en los archivos sidecar XMP que acompañan a cada fichero de imagen RAW o directamente en los archivos DNG, a medida que se trabaja en ellos.

¿Por qué es importante? ¡Porque si tu catálogo de Lightroom fallara y perdieras todos tus datos de catálogo, los archivos de imagen aún conservarías todos los cambios y ajustes que hayas realizado en Lightroom!. Y si perdieras completamente tu catálogo, podrías importar todas las imágenes desde tu disco duro y todos los cambios y ajustes migrarían, excepto por el historial.

También es muy útil si abres el mismo archivo en Photoshop u otras aplicaciones de Adobe, ya que todos los cambios realizados sobre el serán visibles inmediatamente en las otras aplicaciones mientras trabajas con el archivo.

La penalización que supone mantener esta opción marcada es que se reduce algo el rendimiento, ya que cada cambio se escribe inmediatamente en el archivo Sidecar/DNG. Si el rendimiento se convierte en un problema, puedes desactivar esta configuración y forzar ocasionalmente a Lightroom a que guarde los cambios en los archivos seleccionando todos los archivos, poniendote en la carpeta raíz (CTRL + A ) y guardando los cambios (CTRL + S).

Espero que este artículo te ayude a configurar Lightroom y tus catálogos. Si tienes alguna pregunta, házmelo saber en la sección de comentarios a continuación.

Blas Marco

Fotógrafo y Webmaster, blas FOTOGRAFÍA

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest