En un artículo anterior revisamos los formatos de imagen JPEG y RAW por ser los más frecuentes. Aquí revisare otros formatos RAW de almacenamiento de imágenes digitales menos usados, si bien son importantes por ser abiertos como son el TIFF, DNG y el OpenRAW.

Los formatos RAW abiertos nacen de la necesidad de estandarización en fotografía digital. Los fabricantes han lanzado numerosas cámaras evolucionando constantemente sus formatos RAW, y esto ha dado lugar a la existencia de un gran número de formatos RAW, incluso en un mismo fabricante. Cada uno de estos formatos RAW, almacena los datos de imagen y de ajuste de la cámara de manera diferente.

Llegando en algunos casos los fabricantes a cifrar los datos dentro de los archivos RAW. Intencionadamente o no, este cifrado bloquea el acceso a los datos de las imágenes almacenadas en estos archivos. A menos, claro, que utilicéis herramientas vendidas por el fabricante de la cámara.

Hasta la fecha, este gran número de formatos RAW pasa desapercibido por el soporte transparente que ofrecen los programas de conversión RAW proporcionados por los fabricantes de las cámaras, o por terceros proveedores de software. Sin embargo, debes tener en cuenta que los fabricantes pierden interés en sus productos descatalogados y dejan de dar soporte y apoyo para ellos, creando un gran problema de acceso a las imágenes más antiguas por no actualizar el software para las cámaras antiguas. En el peor de los casos puede desaparecer la empresa, no librándose ni las muy conocidas.

Canon dejó de dar soporte a la EOS 30D y a su propio software de procesado RAW, y casi a la vez Nikon comenzó a encriptar los datos de balance de blancos en sus ficheros para forzar a sus usuarios a usar el software que ellos desarrollaban.

Para evitar estos problemas, nacieron varias iniciativas para intentar poner de acuerdo a los fabricantes y estandarizar el formato RAW. Quedó demostrado que esto es extremadamente complicado, y como alternativa han surgido formatos estándar y/o abiertos de imagen independientemente de los fabricantes, tratando de solventar toda esta problemática.

TIFF

El formato Tagged Image File Format (TIFF) fue desarrollado por la desaparecida Aldus y Microsoft, y es actualmente propiedad de Adobe Systems. Hay algunas extensiones, como las anotaciones que utiliza el Imaging de Microsoft, pero ninguna de ellas puede considerarse como estándar.

Hace cinco años aproximadamente que buena parte de las cámaras réflex digitales utilizaban este formato de imagen para almacenar las fotografías; sin embargo, actualmente prácticamente ninguna lo usa en favor del formato JPEG y/o el RAW.

El TIFF es un formato de archivo de mapa de bits, que almacena imágenes monocromáticas en escala de grises o en color, utilizando en este último caso varias profundidades (8, 24, 32 bits, etc.). También pueden comprimirse empleando diferentes algoritmos sin pérdidas ni reducción de calidad, y es compatible con varios espacios de color como el Lab, CMYK, RGB, etc.

Una ventaja de este formato que por su importancia merece ser reseñada, es su gran implantación. Y es que los ficheros TIFF pueden ser manipulados por prácticamente cualquier aplicación de edición fotográfica o de diseño gráfico del mercado. Y esto no es todo, además, pueden almacenarse con capas y guardarse una y otra vez sin deteriorarse.

En la actualidad tenemos a nuestra disposición otros formatos de imagen con mejores características que el TIFF, porque los ficheros almacenados en este formato son más pesados, sobre todo si contienen varias capas, y su compresión no es muy eficiente. Hay opciones alternativas, como PSD de PhotoShop por ejemplo, que ofrecen una calidad equivalente y una compresión mucho mayor que TIFF.

DNG

El Digital NeGative (DNG) o negativo digital de Adobe, pretende ser un formato de almacenamiento estándar y público de imágenes para datos RAW de las cámaras digitales.

Como ya hemos comentado, una de las dudas para usar los RAW de los fabricantes de cámaras, proviene del hecho de que son formatos propietarios de cada fabricantes y que puedes ser diferentes según los modelos de cámara. Esto genera serias dudas al plantearnos si podremos en un futuro seguir procesando nuestros ficheros RAW y si podremos seguir leyendo los RAWs de nuestra cámara dentro de 15 ó 20 años, cuando esté obsoleta y el fabricante no le de soporte.

En este sentido, DNG (Digital NeGative, ver Wikipedia) es un formato RAW abierto de Adobe Systems (los creadores de Photoshop y Lightroom) cuyo objetivo es convertirse en un formato RAW estándar, independiente de los fabricantes de cámaras con las que se capturan las imágenes. Pretende ser algo así como el PDF (también de Adobe) que se ha convertido en un estándar en el intercambio de documentos electrónicos.

Veamos las ventajas que nos ofrece este formato abierto:

  • DNG es un formato único independiente del modelo de cámara, con lo que podremos procesar el RAW en cualquier sistema que interprete el formato DNG (es decir que nos libera de estar limitados a que interprete concretamente el RAW de tu cámara).
  • Precisamente por ser independiente de la cámara, da mayor garantía de durabilidad, ya que permitirá seguir usándolo para las nuevas cámaras, independientemente de su fabricante y del software de procesado.
  • Permite mayor flexibilidad a la hora de incrustar información dentro del propio fichero DNG quedando toda la información en un solo archivo, (mientras que con los RAWs habituales se debe crear un fichero XMP adicional (XMP sidecar) para cada fichero RAW):
    • tanto la información a la hora de la captura de la imagen, como puede ser el tipo de compresión utilizada (con o sin pérdidas)
    • como en la catalogación y postprocesado: metadatos, palabras clave y ediciones de procesado pueden incluirse dentro del propio DNG
    • permite incrustar como metadato del DNG el fichero RAW completo, por si lo quisiéramos recuperar con posterioridad, eso sí con el consiguiente aumento de tamaño.
  • Adobe asegura que los ficheros DNG pueden ocupar hasta un 20% menos que sus equivalentes en RAW.

Para convertir ficheros RAW a DNG se pueden usar, entre otros, Adobe DNG Converter que puede descargarse para Windows y para Mac gratuitamente. Este convertidor se actualiza con mucha frecuencia, principalmente para incluir los formatos RAW de las nuevas cámaras que se lanzan al mercado.

En el formato DNG todo no son ventajas, también hay algún inconvenientes:

  • No todos los parámetros específicos que aparecen en el RAW original se conservan al convertir a DNG. Los fabricantes se suelen guardar alguna información que les da cierta ventaja a la hora de procesan su propio RAW.
  • Actualmente hay muy pocas cámaras que capturan en formato DNG directamente (Pentax, por ejemplo), con lo que se requiere convertirlas externamente.
  • Algunos concursos de prestigio requieren la entrega del fichero RAW original para corroborar que no se ha realizado ninguna alteración de la imagen. Y únicamente aceptan DNG, en caso de que lo haya generado directamente la cámara.

Por todo ello, se abre un dilema sobre si hay que convertir todos los ficheros RAWs a DNG, mi opinión es guardar los RAWs originales. Mientras tengamos el el Adobe DNG Converter, siempre estaremos a tiempo de convertirlos a DNG.

OpenRAW

La iniciativa OpenRAW trabaja para que los fabricantes de cámaras creen un formato RAW de código abierto y estándar. En el año 2005, un grupo de aficionados a la fotografía creo el proyecto OpenRAW, para centralizar la búsqueda de soluciones a este problema. En su página web podemos encontrar un resumen de este tema y una propuesta de soluciones, y una lista de fabricantes que apoyan su iniciativa. Su principal logro, desde luego, es haberle dado publicidad a este tema y hacer que los fotógrafos lo comenten, pero no es suficiente y hace falta que alguien nos ofrezca una alternativa real.

Varios años después, no se ha avanzado mucho hacia la solución que muchos esperábamos: un nuevo formato RAW suficientemente potente para importar toda la información que los fabricantes se dignen a darnos, y suficientemente escalable como para no encontrarnos con un problema cada vez que aparezcan nuevas tecnologías en la fotografía digital.

 

Usamos cookies para proporcionarle la mejor experiencia en sus interacciones con nuestra web. Usted acepta el uso de cookies en su dispositivo al continuar usando nuestra web o al hacer clic en Acepto.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita una web, se puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente mediante cookies. Aquí puede controlar sus servicios personales de cookies.

Estas cookies son necesarias para que esta web funcione y no se pueden desactivar.

En esta web utilizamos las siguientes cookies necesarias técnicamente
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Aceptar todos los servicios

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest