Las cámaras y los trípodes son una pareja que sigue vigente en el campo de la estabilización de la imagen fotográfica. Aunque los trípodes son mucho mas sencillos de entender que las complejas cámaras digitales, la realidad es que a la hora de elegir un trípode aparecen muchos factores que pueden convertir su adquisición en una experiencia compleja, dado el gran número de opciones diferentes que nos ofrece el mercado con infinidad de modelos en la gama de los más grandes y pesados, sin olvidar los pequeños y compactos.

Un trípode esta compuesto por siguientes partes fundamentales:

  1. Patas – Las patas del trípode se fabrican en aluminio, basalto, acero o fibra de carbono.
  2. Rótula o cabezal – Es la parte a la que se sujeta la cámara o el objetivo. Hay muchos tipos diferentes de cabezales, pero los tipos más populares son los de 3 ejes, los de cremallera, los de bola y los Gimbal.
  3. Columna central – Es una columna central independiente que se puede elevar en el centro, lo que permite aumentar aún más la altura del cabezal del trípode.
  4. Pies – Los buenos trípodes permiten cambiar los pies del extremo de las patas con diferentes diseños para uso en interiores o al aire libre.

Los trípodes más económicos suelen tener las patas integradas con un cabezal que no es desmontable y en ocasiones tienen una columna, mientras que los trípodes más avanzados presentan un sistema modular que permite reemplazar el cabezal y suele adquirirse separadamente.

Hay otra gama de trípodes, por lo general pequeños que se clasifican como trípodes mini y de mesa.

Vamos a revisar cada factor que interviene y te ayudara a identificar tus necesidades:

Clasificación por peso que soporta

Lo primero que debemos mirar es el peso que puede soportar un trípode. No debemos cometer el error de comprar un trípode que no pueda soportar nuestra cámara DSLR junto con nuestro objetivo más pesado (los grandes teleobjetivos son los más pesados). Asegúrate siempre de que el trípode que compres pueda soportar al menos 1,5 veces el peso total de la cámara y el objetivo más pesado. Digo al menos, porque te recomiendo que soporte aproximadamente 2 veces el peso del conjunto.

No olvides que a veces aplicamos presión sobre la cámara o incluso descansamos las manos en los objetivos de focal larga añadiendo peso al conjunto. También puedes montar un flash o un brazo con una batería externa en tu cámara, así que debes tener en cuenta todo esto.

Altura del trípode

Siempre recomiendo comprar un trípode que tenga la altura del usuario, de modo que no tenga que inclinarse para mirar por el visor. Una vez montada la cámara en el trípode, el visor debe quedar a la altura de los ojos. Si esta algo más alto que el nivel de los ojos, no pasa nada porque siempre se puede ajustar la altura de las patas para hacerlo más bajo. Sin embargo, si está muy por debajo del nivel de los ojos, tendrás que agacharte todo el tiempo, siendo incomodo especialmente cuando estás esperando algún tipo de acción o suceso y necesitas estar mirando constantemente por el visor.

Si vas a comprar un trípode con cabezal incluido, mira que la parte superior del cabezal te llegue a la mandíbula. Si vas a comprar un trípode modular y el cabezal por separado, asegúrese de que la parte superior las patas extendidas llegue aproximadamente al nivel de tus hombros.

Otro factor a considerar es el tamaño del trípode plegado que debe ser lo menor posible para viajar más fácilmente. Si necesitas meterlo en tu equipaje de mano, asegúrate que cabe aunque sea en diagonal, sin el cabezal y con los pies desmontados, así podrás llevarlo a todas partes.

Peso del trípode y construcción

El peso es un factor muy importante cuando elegimos un trípode. Todos queremos trípodes livianos, ya que de lo contrario acabaremos dejándolo en casa en lugar de llevarlo con nosotros. Los trípodes ligeros están hechos de materiales especiales como la fibra de carbono, que es extremadamente liviana, duradera, estable y no se oxida. Aunque la fibra de carbono es el mejor material para un trípode, por desgracia tiene un alto precio.

El material que le sigue para la construcción de trípodes es de aluminio, que es algo más pesado que la fibra de carbono. La mayoría de los trípodes que son algo más baratos, están hechos de aluminio. También se pueden encontrar trípodes de acero inoxidable, pero se suelen usar para equipos de vídeo y son demasiado pesados para su uso regular.

En términos de peso total, trata de mantener las patas del trípode sin la cabeza por debajo de 2,5 Kg. Generalmente, las patas de fibra de carbono son entre 1,5 y 2 Kg, mientras que las patas de aluminio son entre 2 y 3 Kg, dependiendo del tamaño y del peso que puede soportar. La patas de basalto están entre estas dos tanto en términos de peso como en precio.

Patas del trípode

Gitzo-Series-3-6X-300x300Las patas de los trípodes por lo general, tienen dos tipos de sección: con forma tubular y no tubular. Todas las patas de fibra de carbono tienen una sección con forma tubular y presentan un sistema de bloqueo de giro de rosca para asegurarlas, mientras que los de aluminio, basalto y acero pueden tener diferentes formas de sección y suelen incorporar unas pestañas de bloqueo.

Dependiendo de la altura máxima del trípode, sus patas pueden tener entre 3 y 5 secciones. A más secciones, mayor será el trípode y por lo general algo menos estable.

Pies del trípode

TA-3-FS-Foot-Spike.main-3En algunos trípodes avanzados se pueden reemplazar los pies, seleccionando los mas adecuados a las diferentes condiciones y situaciones. Se suelen atornillar en la parte inferior de las patas y hay diferentes tipos de pies, para el interior suelen ser de goma o plástico, y para su uso al aire libre de clavos metálicos. A menos que estés planeando hacer fotografía en hielo, con lluvia o en situaciones resbaladizas, las patas estándar de goma que vienen con el trípode funcionan muy bien.

Columna central

MT055CXPRO3_90_column_highlightAlgunos trípodes vienen con una columna central que permite aumentar o disminuir la altura de la cámara simplemente moviendo la columna central en dirección hacia arriba o hacia abajo. Aunque puede resultar cómodo y fácil, yo os aconsejo que evitéis subir la columna central sobre todo con focales largas porque pierde estabilidad, solidez y se produce vibración.

Algunos trípodes permiten desarticular la columna central para situarla en horizontal o incluso invertirla como se muestra en la imagen. Esta característica es muy interesante para fotografía a ras de suelo o macro.

Cabezal del trípode

El cabezal del trípode es la parte esencial de todo el sistema. Es responsable de mantener de forma segura la cámara y controlar su movimiento y posicionamiento. Un trípode con un sistema modular no incluye el cabezal y tendrás que comprarlo por separado. Al elegir el cabezal, asegúrate de que pueda soportar al menos el mismo o mayor peso que el que pueden soportar las patas del trípode.

Ballhead.7-3-02Por lo general hay tres tipos de cabezales disponibles:

  1. Pan-Tilt Head – ya sea con un único mango para el movimiento horizontal o asas tanto para el movimiento horizontal y vertical, este es el tipo de cabezal más común que normalmente se incluye en los trípodes más baratos.
  2. Ball-Head – en comparación con las cabezas pan-tilt, los cabezales de bola sólo tienen un control para aflojarla o apretarla con la empuñadura. Son muy flexibles y permiten un funcionamiento muy suave y permite bloquear y mantener firme el conjunto cámara/objetivo.
  3. Gimbal Head – son cabezales especializados para objetivos pesados de mucha focal (más de 300 mm). En comparación con los cabezales pan-tilt y los de bola, estos cabezales tienen un mecanismo cardán para equilibrar perfectamente la cámara junto con los objetivos pesados y son los más adecuados para la fotografía de acción rápida, como la fotografía de aves en vuelo. Son extremadamente fáciles de mover en cualquier dirección y no es necesario bloquear el cabezal cada vez que movemos la cámara/objetivo.

Sistema de liberación rápida

Las cámaras DSLR modernas tienen una rosca en su base que les permite montarlas en un trípode o en un monópode. Los objetivos pesados también vienen con una rosca similar en el anillo del objetivo. Para fijar la cámara al trípode es necesario mucho tiempo para enroscarla y hace engorroso el montar las cámaras y los objetivos en los trípodes. Para que sea más fácil, flexible y rápido, los fabricantes ofrecen una pequeña placa desmontable que queda roscada en la base de cámara y/o en el objetivo, que a su vez se fija rápida y firmemente en el cabezal del trípode con un mecanismo automático de fijación y liberación.

40LRLos trípodes más baratos vienen con una simple placa de plástico que se puede roscar en cualquier cámara y objetivo, mientras que algunos de los cabezales más caros vienen con una placa de aleación más sólida. El mejor sistema de fijación/liberación rápida, sin embargo, es el sistema Arca-Swiss. Este sistema se ha convertido en un estándar entre los fabricantes y ha demostrado ser una solución muy eficaz para una operación rápida y sencilla. En comparación con las placas de plástico, el sistema de liberación rápida Arca-Swiss está fabricado en aluminio y permite unir la cámara/objetivo al trípode sin la necesidad de enroscar nada. La placa de liberación rápida está permanentemente montada en la cámara o en el objetivo, y se monta en el trípode deslizando la placa en las guías del cabezal y fijándola con la abrazadera de fijación/liberación rápida. El mecanismo de bloqueo es muy simple, efectivo y muy sólido fijando la cámara al cabezal sin vibraciones.

Lo bueno de este sistema es que algunos fabricantes como Really Right Stuff, Kirk Enterprises y https://www.manfrotto.es/ no sólo ofrecen placas para casi cualquier fabricante y modelo de cámara y objetivo, sino también anillos para reemplazar los del objetivo, soportes de flash, soportes en L y otros accesorios para el sistema de liberación rápido. El único inconveniente de los sistemas de liberación rápida es que suelen ser caros y que hay que comprar placas adicionales por separado para cada una de las cámaras y objetivos.

Estabilidad

Un trípode pesado no siempre supone mejor estabilidad. Hay muchos sistemas de trípodes por ahí que son pesados y duraderos, pero carecen de la necesaria estabilidad en determinadas condiciones de uso exigentes. Cuando un trípode está completamente desplegado, debe soportar no sólo rachas de viento, sino también golpes y sacudidas ocasionales que pueden producirse en el campo.

Siempre hay que asegurarse de que la cámara y el objetivo estén equilibrados sobre el trípode para evitar que se venzan en alguna dirección, ya que se podrían producir daños serios al equipo si el cabezal no está bien bloqueado o si el conjunto está desequilibrado y cae al suelo.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest