Si has decidido comprar un trípode y no tienes idea de por dónde empezar, continua leyendo este artículo para que la gran variedad de fabricantes y modelos, tipos, materiales y las muchas opciones que nos ofrece el marcado, no hagan que su elección se convierta en una tarea abrumadora.

Por un lado, un trípode es una herramienta muy útil y sencilla que tan solo debe soportar nuestras cámaras y mantenerlas fijas cuando las usamos en condiciones difíciles de luz. Pero por otro lado, son muchas las variables que entran en juego en su elección.

Estas son sólo algunas de las preguntas que surgen cuando decidimos la compra de un nuevo trípode:

  1. ¿Qué altura debe alcanzar?
  2. ¿Para que tipo de fotografía lo usare?
  3. ¿Debe ser muy estable?
  4. ¿Cuanto peso debe soportar?
  5. ¿Debe ser liviano?
  6. ¿Que presupuesto me puedo permitir?

¿Porqué es necesario un trípode?

Antes de entrar en los detalles más intrincados sobre trípodes, me gustaría ver las ventajas y desventajas de los trípodes y por qué deberías tener uno para tu cámara réflex digital.

Las razones por las que es necesario un trípode son:

  1. Mejorar el enfoque e incrementar la profundidad de campo de las imágenes incluso en escenarios de baja iluminación usando velocidades de obturación lentas.
  2. Para sostener cámaras pesadas con teleobjetivos de focal larga.
  3. Para incrementar la calidad de las imágenes manteniendo los valores ISO bajos.
  4. Para facilitar composiciones más cuidadosas, mientras se encuadra la escena exactamente cómo se quiere.
  5. Para disparar secuencias de imágenes para HDR y para imágenes panorámicas que requieren exactitud con un mismo encuadre y precisión.
  6. Para fotografía nocturna, para la Luna, planetas, estrellas, etc., así como para pintar con luz.
  7. Para fotografía de paisaje y la fotografía de arquitectura.
  8. Para autorretrato con el temporizador de la cámara.
  9. Para fotografía macro extrema de flores, insectos, musgos, etc).
  10. Para montar otros utensilios como flashes, reflectores, etc.

Personalmente intento usar trípode para fotografía de paisaje. Fotografiar amaneceres y atardeceres no es fácil, especialmente cuando las condiciones de luz no son las ideales. A pesar de la tecnología en los recientes objetivos ultra gran angulares como el Canon 16-35mm f/2.8 II USM y en las cámaras DSLR como la Canon EOS 5D Mark III que tienen un impresionante rendimiento a ISO altos, que hacen casi innecesarios los trípodes, sin embargo, yo prefiero utilizar un trípode para mantener bajo el valor ISO o muy próximo al ISO nativo y también para encuadrar la escena con mayor tranquilidad y para realizar series de imágenes para HDR y panorámicas. Además, hay situaciones en las que se debe utilizar un trípode con el fin de aumentar considerablemente los tiempos de exposición para desdibujar la acción, por ejemplo, fotografiando arroyos y cascadas como se muestra en la imagen de abajo. Por lo tanto, para fotografía del paisaje, un buen trípode es imprescindible.

Ocasionalmente, utilizo un trípode para la fotografía de animales, sobre todo para fotografiar aves, aunque intento hacerlo sin trípode si tengo que hacer largas caminatas, debido a los inconvenientes que ocasiona el cargar con el peso del trípode.

Inconvenientes de usar un trípode

Los trípodes nos brindan más posibilidades para obtener imágenes de mejor calidad y en ocasiones son imprescindibles. Sin embargo, también provocan algunas desventajas significativas, específicamente:

  1. Son pesados. Aunque hay trípodes de fibra de carbono relativamente ligeros, al añadirles el cabezal, el conjunto sigue siendo pesado.
  2. Son un inconveniente. No importa lo pequeño y plegable que sea el trípode, aun así ocupa espacio y es un inconveniente viajar con el a todas partes.
  3. Es difícil usarlos en aglomeraciones.
  4. Pueden llegar a ser muy caros. Un sistema profesional de trípode puede costar unos 1.000 €.
  5. Se necesita tiempo para abrirlo y configurarlo, corriendo el riesgo de perder el momento ideal de la foto.
  6. Es fácil dañar la cámara y el objetivo si no se maneja correctamente el trípode, o si es un trípode barato e inestable.

¿Qué trípode comprar?

En el artículo Trípodes para cámaras fotográficas vimos todos los elementos importantes que componen los trípodes y nos familiarizamos con los criterios para seleccionar un trípode. Probablemente te estés preguntando que trípode debes comprar para tus necesidades fotográficas.

Ya he comprado algunos trípodes y he visto a otros colegas hacer lo mismo. Déjame decirte lo que terminan haciendo muchos fotógrafos principiantes. Piensan que comprando uno barato será suficiente para soportar su primera réflex digital, y la verdad es que no tienen ni idea de si realmente lo necesitan o no, ni saben la frecuencia con la que lo utilizaran. El precio del trípode suele estar entre 70 y 150 € incluyendo el cabezal, y en efecto es un buen precio para una herramienta sencilla. Pasado algún tiempo, se compran un objetivo de mayor longitud focal y más pesado por lo que el conjunto que debe soportar el trípode aumenta su peso. Y de repente, se encuentran con que el trípode económico no es lo suficientemente robusto y que necesitan uno más sólido y estable. Cuando cometen este error, se dan cuenta de que tienen que hacer una investigación mayor y se pasan horas y horas leyendo sobre trípodes en diferentes sitios web y foros. A pesar de todas las recomendaciones de los profesionales, siguen sin estar dispuestos a invertir en un trípode alto de gama con un buen cabezal de bola, por lo que terminan comprando un trípode popular de entre 250 y 400 € con el cabezal separado. Les parece que es una gran inversión y el trípode parece ser mucho mejor que la anterior. Después de un año o dos se dan cuenta que su última compra no era tan buena, ya que el trípode es demasiado pesado y difícil de usar, especialmente para viajar. Se dan cuenta de que deberían haber escuchado a los profesionales desde el principio y haber comprado un buen sistema de trípode alto de gama. ¿Os suena familiar?. Ciertamente, también me ha pasado a mí, porque yo pasé por una experiencia similar y perdí demasiado tiempo, esfuerzo y dinero.

Puede que algunos estén satisfechos con su trípode económico y todavía hoy sigan utilizándolo. Esto quiere decir, que no utilizan su trípode demasiado, y es lo suficientemente bueno porque no cargan con el para viajar y solo lo usan ocasionalmente. Cualquiera que dependa en gran medida de un trípode, especialmente hablando de fotografía de paisaje y arquitectura, terminará comprando un trípode tope de gama.

Parece que es difícil evitar la compra de varios trípodes, porque es imposible justificar el costo de un buen trípode para alguien que no lo usa mucho. Si alguien me dijera que gastara más de 500 € en un trípode cuando me estaba iniciando en la fotografía, no lo hubiera hecho nunca, porque es es demasiado dinero para gastarlo en un trípode. Pero todo resultó ser cierto, porque la realidad es que terminamos gastando mucho más que los 500 € extra, y me gustaría volver atrás en el tiempo y haber hecho las compras adecuadas desde el principio.

Si tuviera que recomendar a alguien la compra de un trípode de 800 a 1.200 € cuando acaba de comprarse su primera cámara DSLR y aun se está iniciando en la fotografía, lo explicara como lo explicara, pensaría que estoy loco. Por lo tanto, os recomendare estas dos soluciones:

  1. Si actualmente no tienes un trípode y quieres comprar uno, compra un trípode de aluminio económico con un cabezal integrado por menos de 150 € en total. ¿Por qué te recomiendo el trípode económico?. Debido a que primero tienes que averiguar cuánto vas a utilizarlo. Es probable que a los seis meses de usarlo, cambies de idea y termines haciendo otro tipo de fotografía que no requiera de un trípode o puede que te decidas por la fotografía de paisaje o macro en las que es imprescindible. Un trípode barato te dará suficiente experiencia como para comprender el verdadero papel de un trípode en tu fotografía.
  2. Si ya tienes un trípode barato y quieres conseguir uno mejor, te ahorrarás mucho dinero y frustración si compras un buen trípode con sistema de liberación rápida, saltándote los modelos de trípodes intermedios. Si decides compran patas y cabezales de los más baratos, por lo general acabaras encontrando tu trípode demasiado pesado o inestable. Un problema común con algunos sistemas de liberación rápida económicos, es el hecho de que las placas no agarran bien en las cámaras y empiezan a moverse y a girar respecto a la base, por lo que es un gran incordio sobre todo en fotografía panorámica.

Trípodes recomendados

Empecé con un trípode básico que incorporaba un cabezal pan-tilt, finalmente, cambié a trípode de aluminio al que añadí un cabezal de bola con un un sistema de liberación rápida debido a la flexibilidad y facilidad de uso.

Mis recomendaciones sobre los trípodes, basadas en todo lo anterior, las dividiré en dos categorías:

  • bajo presupuesto por debajo de 150 €.
  • altos de gama por encima de 500 €.

Trípodes de bajo precio (menos de 150€)

Estos son los mejores trípodes de bajo presupuesto que recomiendo:

  1. kit Manfrotto MK290LTA3-BH – es de aluminio, con tres secciones y con rótula de bola BH. Su precio es de 135 €.
  2. Kit Manfrotto BeFree One – es de aluminio con solo 32 cm plegado, con 4 secciones, puede soportar hasta 2,5 Kg y tiene una rótula de bola BH. Su precio es de 144 €.
  3. Vanguard VEO 235AB – es de aluminio, con 5 secciones, con cabeza de bola Vanguard TBH-50 y soporta hasta 6 kg. Su precio es de 134 €.

Trípodes altos de gama (mas de 500 €)

En la gama alta de los trípodes, las patas se compran por separado de los cabezales reemplazables. Vamos a empezar con las patas del trípode. Las mejores patas están fabricadas en fibra de carbono por marcas como Gitzo (opción superior), Really Right Stuff o https://www.manfrotto.es/. Realmente no puedo recomendar un modelo en particular, porque cada uno debe elegir el que se adapte mejor a sus necesidades de altura y peso. Si compras un Gitzo, la línea mejor y más estable es la “Systematic” 6x de fibra de carbono y sin columna central.

En cuanto a los cabezales para el trípode, si no usas objetivos de gran longitud focal, sin duda deberías elegir un cabezal de bola. Aquí están los mejores cabezales de bola disponibles hoy en el mercado:

  1. Arca-Swiss Z1 – muy buen cabezal de bola. Su precio es de 400 €.
  2. Kirk BH1 – es una muy buena alternativa al Arca-Swiss Z1. Su precio es de 350 €.
  3. Really Right Stuff BH-55 Pro – Otro buen cabezal de bola muy similar al Arca-Swiss Z1 y al Kirk BH1. Es el elegido por muchos fotógrafos profesionales. Su precio esta entre 315 € y 530 €.

Hay otras marcas mas económicas que fabrican buenos cabezales de bola, uno de ellos es Markins. El Markins Q3 tiene un precio de unos 260 € y puede soportar mas peso incluso que los anteriores cabezales de bola. Otros buenos cabezales de bola son los Manfrotto.

Si utilizas teleobjetivos pesados con focales muy largas, la mejor elección es un Wimberley Gimbal (mas alto de gama) o un King Cobra.

Recuerda que en trípodes, ¡a menudo se obtiene por lo que se paga!

Blas Marco

Fotógrafo y Webmaster, Blas Fotografía

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest