Las cámaras digitales SLR-D actuales de alta gama incorporan sensores de altísima resolución, siendo esencial disponer de ordenadores muy rápidos y equilibrados que nos permitan un posprocesado eficiente y tener un flujo de trabajo fluido, especialmente cuando trabajamos con imágenes RAW.

Hace solo unos pocos años, un PC estándar o un portátil de gama media eran lo suficientemente buenos para procesar nuestras fotos de forma eficiente. En la actualidad, es habitual encontrarnos con imágenes RAW de más de 30 Mpíxeles (Nikon D800) o incluso de más de 50 Mpíxeles (Canon 5Ds) que requieren una enorme potencia de procesado y hacen que incluso equipos de alta gama actuales sean incapaces de asumirlo y queden descartados. Además, esta exigencia se agrava porque el software comercial de edición profesional de imágenes, también ha incrementado sus requisitos, exigiendo más memoria y más rápida, almacenamiento más rápido, CPUs más potentes y GPUs de gama alta (en algunos casos combinando varias tarjetas GPU) si queremos conseguir un trabajo fluido y sin retardos desesperantes.

Desde los inicios de los microprocesadores, me han atraído las tecnologías de la información (IT) y por lo general siempre he construido mis propios PCs. En este artículo quiero compartir mis preferencias para la construcción de mi nuevo PC, en el que el objetivo principal es poder gestionar y postprocesar casi cualquier tipo de imágenes teniendo en cuanta que debe procesar las imágenes que genera mi cámara Canon 5Ds R y que ha dejado obsoleto mi actual PC. El nuevo PC deberá procesar el vídeo y las grandes imágenes RAW de 50,6 Mpíxeles de esta cámara. También deberá soportar los programas de edición de imágenes RAW que uso en mi flujo de trabajo, entre los que se encuentran: Photo Professional de Canon, Photoshop y Lightroom, gestionando los archivos de imágenes y catálogos de forma óptima, ajustando en lo posible el presupuesto.

Para la configuración que he decidido, usaré una torre estándar, lo que le da una gran flexibilidad en términos de espacio, almacenamiento, ventilación y para futuras opciones de expansión.

Construir un PC con exigencias fotográficas

1. Architectura

La elección entre un procesador Intel o AMD suele provocar encendidos debates entre los usuarios de PC, de forma similar a lo que ocurre entre entusiastas de Nikon y Canon. Por diferentes razones, basadas la mayoría de ellas en el rendimiento y la compatibilidad, y apoyándome en experiencias previas en las que Intel ha sido una elección sólida en todos los PCs que he construido, personalmente he decidido para esta ocasión, usar una CPU de Intel.

Si echáis un vistazo a este gráfico de Benchmark de CPUs veréis por qué elijo Intel sobre AMD. La parte superior de la tabla está dominada por Intel y ha sido así durante mucho tiempo. Intel domina el mundo de los PC y de Apple por esta razón.

2. CPU y Chipset

Aún hay pocos procesadores Intel de la nueva generación 6 con arquitectura Skylake y además, la relación calidad precio hace más intel_core_i7_-------_no_activarinteresantes los procesadores de la serie 5 con arquitectura Haswell-E. Una vez decidida la generación debemos elegir el procesador. He escogido el procesador Intel Core i7-5820K @ 3.30GHz que es una CPU de sobremesa muy interesante por su velocidad de reloj base de 3,3 GHz, sus 6 núcleos (6 cores) de doble canal que proporcionan 12 hilos (12 Thread) y un precio razonable para estas prestaciones. Así que es el que vamos a utilizar.

Es un procesador increíblemente rápido y adecuado para las necesidades de fotografía y videografía actuales y es capaz de gestionar hasta 64GB de RAM. Este procesador se monta en el socket intel 2011-3, lo que significa que debemos utilizar una placa base con chipset Intel X99.

Ahora que sabemos que CPU y chipset queremos, pasaremos a la selección de la placa base.

3. Placa base (Motherboard)

La elección de una placa base es difícil porque hay muchas opciones disponibles en el mercado. Hay varias marcas con diferentes modelos msi_x99a_sli_plusque van desde las más asequibles a modelos realmente caros. Para la construcción de este ordenador quiero que la placa base cubra algunos requisitos mínimos que ayudaran descartando algunas y centrando su selección. Uno de los criterios es que tenga al menos una ranura M.2, que como veremos a continuación y aunque decidamos no usarla por ahora, nos dará la opción de actualización con una unidad M.2 en el futuro.

En cuanto a la elección de la marca, he probado anteriormente muchas marcas como ASUS, MSI, Gigabyte, ASRock e Intel, y en este caso he seleccionado una placa base MSI. En mi opinión, la placa base MSI X99A SLI PLUS USB 3.1, es una oferta razonable fabricada con calidad Military Class 4, que viene con una ranura Ultra M.2 de hasta 32 GB/s de velocidad de transferencia de datos, SATA Express y SATA 6Gb/s, incluye 2 x USB 3.1 10Gb/s que duplican la velocidad de los USB 3.0, soporta 8 ranuras de memoria DDR-4 con cuatro canales y hasta 128 GB, una conexión de red Gigabit Ethernet, un SATA Express 10 Gb/s e incorpora audio 7.1-Channel HD.

4. Unidad de almacenamiento M.2

Si has utilizado alguna vez una unidad SSD y te ha impresionado su rendimiento, sólo has tocado la superficie en lo Samsung-512GB-950-Pro-M.2-NVMeque al rendimiento de almacenamiento se trata. Las nuevas unidades SSD M.2 ofrecen velocidades de hasta 32 Gb/s, que es muchísimo más rápido que el límite de los 6 Gb/s de la interfaz SATA que es la que utilizan las unidades SSD tradicionales. Simplemente no hay comparación entre las unidades SSD y las SSD M.2. Los mejores discos SSD M.2 pueden ofrecer una velocidad de lectura hasta 1.600 MB/s, mientras que los mejores discos SSD quedan limitados a 500 MB/s. Esto supone que estas unidades M.2 tienen un rendimiento tres veces superior a las SSD.

Imaginar lo rápido que se arrancará el sistema operativo, será cuestión de unos pocos segundos, y usar ese rendimiento extremo para operaciones de lectura/escritura intensivas como las demandadas por los catálogos de Lightroom o la memoria intermedia asignada a Photoshop.

Pero hay algo que debéis tener en cuenta, no todas las unidades M.2 son iguales. Hay muchas de ellas, las más baratas, que son muy parecidas a las unidades SSD estándar en cuanto al rendimiento. Tienen el mismo aspecto y factor de forma que las unidades M.2, pero en cuanto a rendimiento, tienen el mismo que las unidades estándar SSD SATA. Por ello, si decides adquirir una unidad M.2, debes asegurarte que use NVMe o AHCI y no SATA. Así que selecciona una tarjeta ultra rápida M.2 basada en los protocolos AHCI o NVMe para montarla en la ranura PCIe.

Una buena elección como unidad SSD M.2, es la Samsung 950 PRO series PCIe NVMe M.2 que es impresionante con sus 2.500 MB/s en velocidad de lectura y sus 1.500 MB/s de velocidad de escritura.

La capacidad es importante y no recomiendo una menor de 512 GB. Es verdad que el precio es mayor, pero con una de 256 GB no será suficiente para grandes catálogos de Lightroom, especialmente si generamos previsualizaciones JPEG a su tamaño 1:1.

En mi configuración inicial no he incluido la unidad M.2 por un tema puramente económico, pero no descarto añadirla en un futuro próximo ya que esta configuración esta preparada para ello.

5. Almacenamiento SSD / HDD

Si habéis decidido no instalar una unidad M.2 para almacenar el catálogo de Lightroom y el sistema operativo, mi recomendación es incluir una samsung_850_pro_ssd_series_512gbunidad SSD rápida para almacenar el catálogo, el sistema operativo y las fotos.

Muchos de vosotros opinareis que las fotos se pueden almacenar en un disco HD estándar porque puede ser lo suficientemente rápido. Sin embargo, tener en cuenta que cada vez que abrimos y hacemos cambios en las imágenes RAW/DNG, Lightroom necesita acceder a ellas, y si tenemos esas imágenes RAW en una unidad muy rápida de almacenaje, los tiempos de acceso decrecerán y apreciaremos la mejora de las prestaciones, beneficiándonos en nuestro trabajo.

Si el precio no es un impedimento, una buena elección es el Samsung 850 EVO 1 TB SSD que es una unidad rápida y con una buena capacidad, siendo una de mis preferidas entre las existentes actualmente en el mercado y la podréis encontrar por unos 340 €. Existe otra unidad que duplica la capacidad con 2 TB pero su precio es de unos 740 €.

Si no tienes un gran volumen de imágenes o mantienes el catálogo general en el disco HD estándar y el catálogo de trabajo actual en el SSD, puedes seleccionar la versión Samsung 850 Pro SSD Series 512GB, que es la versión profesional (con algo mas de prestaciones) de 512 GB de capacidad y es la que he decidido incorporar en mi configuración por un precio de 229 €.

Hay otras marcas que fabrican unidades SSD con prestaciones similares y podeis buscar en Crucial, Intel, SanDisk y otras. Si compráis varias unidades para configuraras en RAID, aseguraros de que son iguales.

Aunque las unidades SSD tienen mejores prestaciones que los HDD (SATA 6 Gb/s), es muy recomendable instalar discos duros HDD para el wd_caviar_black_1tb_sata3_7200rpmalmacenamiento masivo y/o para backup de imágenes y datos en general. Otro aspecto es el coste prohibitivo de los SSD para grandes capacidades. Entonces, para almacenar gran numero de fotos y si queremos tenerlas todas juntas en el mismo volumen, nos tendremos que ir a unidades HDD de 3 o 4 TB. Aseguraros que no comprais uno de esas unidades verdes (green drive) y que seleccionáis una a 7200 rpm y con un buen cache, como puede ser el Western Digital 4 TB Black que lo podéis encontrar por 230 €. En mi caso dispongo de un disco Western Digital 3 TB de mi anterior plataforma que lo reutilizare en este nuevo PC, por lo que no necesito hacer esta inversión.

Para altas prestaciones y seguridad recomiendo configurar varios de estos discos en RAID 1 o RAID 5.

El flujo de trabajo que he decidido es almacenar las fotos del año actual (las que edito con mayor frecuencia) y su catálogo de Lightroom en la unidad SSD para posteriormente moverlas al disco duro HDD.

Otra alternativa es almacenar y/o realizar backup de las imágenes en red, y para ello podemos usar un NAS como el Synology DS1815 + como servidor principal. Este tipo de estructura permite compartir la información en el entorno, y acceder alas fotos desde diferentes ordenadores, lo cual es muy práctico. También durante la edición, cada uno puede estar trabajando con un catálogo en el almacenamiento compartido, fusionarlos en el servidor y copiarlo de nuevo a nuestro ordenador, mantenimiento de copias de seguridad completas en el almacenamiento común. El precio de esta unidad NAS de 8 bahías es de unos 890 €.

6. Memoria RAM

Con esta configuración podemos olvidarnos de las antiguas memorias RAM DDR3, debemos pensar en las nuevas memorias DDR4 que son más rápidas, más eficientes y con menor consumo que las DDR3. Además, podemos duplicar la capacidad de memoria máxima llegando hasta el máximo que soporta la CPU seleccionada, que es de 64 GB (la placa base puede soportar hasta 128 GB en sus 8 ranuras pero queda limitado a 64 GB por la CPU).

Personalmente, he decidido 32 GB de RAM por ahora, porque pienso que será suficiente para mis necesidades actuales, aunque no g_skill_ripjaws_5_red_ddr4_2133_pc4_17000_16gb_4x4gb_cl15descarto aumentarla hasta 64 GB en el futuro para poder manejar cualquier cosa que se presente. Si renderizas grandes panoramas partiendo de muchas y grandes imágenes RAW, probablemente necesites ir de entrada a una configuración de 64 GB.

La configuración de memoria que he seleccionado es un kit de 4x8 GB ocupando la mitad de las ranuras disponibles en la placa base. La velocidad seleccionada para estas memorias es DDR4-2133 que es la máxima que soporta el procesador. El modelo y fabricante es G.Skill Ripjaws V Red DDR4 2133 PC4-17000 32 GB 4x8GB CL15 que se puede adquirir por unos 200 €.

Este kit de memoria en concreto es uno de los incluidos en la lista oficial de memorias compatibles soportadas por lo que deben funcionar a la perfección y a sus máximas prestaciones.

7. Tarjeta gráfica (GPU)

En la actualidad, Lightroom, Photoshop y otras muchas aplicaciones de edición aprovechan la gran capacidad de GTX 970procesamiento de las GPUs, la velocidad de su tarjeta gráfica es sin duda un punto clave para que las aplicaciones respondan de forma rápida al gestionar y renderizar las imágenes y los vídeos. Para sacar la máxima ventaja a este beneficio adicional, es recomendable seleccionar una tarjeta gráfica de alta gama para que pueda manejar fácilmente esta gran carga de procesado. Si a alguno de vosotros no le importa invertir mucho dinero y quiere trabajar con un flujo de trabajo de 30 bits, debe buscar en la familia de tarjetas gráficas Quadro de NVIDIA (que pueden llegar a costar unos 1000 €). Yo recomendaría las tarjetas gráficas de la serie GTX que son más que suficientes para la mayoría de los trabajos fotográficos. Teniendo en cuanta la recomendación de Adobe, nos centramos en los modelos GeForce GTX 760+, las líneas760, 770, 780, … o las tarjetas de las serie GeForce GTX 900. Mi elección es la tarjeta gráfica Gigabyte GeForce GTX 970 WindForce 3X de NVIDIA, con sus 4GB de memoria GDDR5, lo que la hacen muy rápida y puede manejar fácilmente este tipo de carga de trabajo.

8. Fuente de alimentación

Hay un montón de opciones en fuentes de alimentación pero no debemos perder de vista que lo relevante es que sea sólida y corsair_rm750_750w_80_plus_gold_modularmodular. Con una fuente de alimentación modular, sólo necesitaremos añadir los cables necesarios y así evitar una amasijo de cables que no llegan a ningún sitio y nos invaden la caja. Una marca que cumple estos requisitos es la Corsair y en concreto me gustan sus fuentes de alimentación de la serie RM, porque son muy sólidas, silenciosas y tienen muy buen rendimeinto. La que recomiendo para alimentar todos los componentes, dejando algo de margen para futuras ampliaciones como pueden ser aumentar la memoria RAM, el número de discos HDD, configurar el sistema en overclock, entre otros, es la Corsair RM750 750W 80 Plus Gold Modular, cuyo coste es de unos 135 €.

Esta fuente trabaja en modo de ventilación de cero revoluciones que garantiza que el ventilador no comienza a funcionar hasta que la fuente de alimentación esté sometida a una alta carga, y con un ventilador diseñado para un funcionamiento con bajo ruido, es muy silenciosa aunque se utilice intensivamente.

Si tienes previsto instalar una segunda tarjeta gráfica o incluso una tercera para trabajar en paralelo, ten en cuenta que necesitaras una fuente de alimentación con mas potencia, de 1.000 o 1.200 W respectivamente.

9. Torre

Ahora que hemos decidido la configuración del PC, la placa base, la CPU, la fuente de alimentación, la memoria RAM, el Cooler_Master-Silencio_452almacenamiento y la tarjeta gráfica, es hora de seleccionar la torre donde ensamblar todos estos componentes. Mi opción personal es por las torres Cooler Master que ofrecen un buen ratio calidad precio. El modelo que he seleccionado es la torre Cooler Master Silencio 452, mostrada en la imagen de portada en este artículo, y que presenta una construcción solida, mucho espacio y bastantes opciones.

Si prefieres el espacio al silencio, una buena alternativa es la Corsair Obsidian Series 450D450 D que está muy optimizada para la circulación de aire.

Si te gustan otras marcas y/o modelos, por favor siéntete libre de compartir tu opinión en la sección de comentarios.

10. Monitores

Aunque el monitor es un componente opcional y pretendo reutilizar los monitores que tengo en mi ordenador actual, lo ideal para una configuración de gama alta sería instalar monitores 4K con pantalla IPS. Personalmente estoy utilizando una configuración de doble monitor, con un monitor Beng para uso general y un segundo monitor Eizo FlexScan S2231W para la edición de imágenes.

Una buena alternativa para la edición de fotografías sería utilizar monitores Dell con pantalla IPS, aunque hay monitores muy buenos para este fin como son los HP, NEC y Eizo, son mucho más caros rondando los 1000 € por monitor. Si tenemos un presupuesto limitado de unos 1000 €, podemos configurar una pantalla doble con dos monitores de 24″ como los el Dell UP2414Q que tiene muy buenas posibilidades de calibración. Si queremos una configuración de 27″, los Dell P2715Q son una buena elección. Si no estás interesado en monitores de 4K y quieres que sean de 24″, los monitores Dell U2413 son una buena alternativa.

Presupuesto

 SUBTOTAL (sin monitores, teclado, tableta gráfica, ratón y discos opcionales) 1.366 €
 IVA 21% 287 €
 TOTAL 1.653 €
Tipo de componente Componente elegido Precio
CPU Intel Core i7-5820K 3,3GHz 303 €
Ventilador CPU Cooler Master Hyper T4 24 €
Placa base AsRock X99 Extreme 4/3.1 USB 3.1 195€
M.2 x4 SSD (Opcional) Samsung 512 GB 950 Pro NVMe M.2 – €
Unidad SSD Samsung 850 PRO 512 GB 190 €
Unidad HDD (Opcional) WD 4 TB Caviar 7200 rpm – €
RAM G.Skill Ripjaws V Red DDR4 2133 PC4-17000 32GB 4x8GB CL15 165 €
Tarjeta gráfica Gigabyte GeForce GTX 970 WindForce 3X OC 4GB DDR5 285 €
Fuente alimentación Corsair RM750 750W 80 Plus Gold Modular 110 €
Torre Cooler Master Silencio 452 58 €
Frontal Media Reader BitfENIX Super Speed USB 3.0 Card Reader 25 €
Grabadora DVD Asus DRW-24F1MT 24x 11 €

El ventilador de la CPU seleccionado es un Cooler Master Hyper T4 que se monta en posición vertical con un rendimiento muy bueno.

El presupuesto de 1.653 € no es cerrado y no está mal considerando que es un ordenador con tecnología puntera y rápido. Obviamente el precio se incrementará si necesitamos una pareja de monitores, unidad M.2, disco HDD, teclado, ratón, tableta gráfica, etc., pero todo esto es opcional y dependerá de vuestras necesidades y de lo que ya tengáis disponible.

Si te estás preguntando cómo compararlo con Mac, este sistema supera a la mayoría de Mac que hay por ahí, con la excepción de algunos modelos de Mac Pro que en poder de procesado pueden ser algo superiores cuando algún software específico puede utilizar todos los núcleos Xeon frente a al Core i7 de esta configuración. Aunque en general, incluso los mejores Mac Pro no tendrán ninguna posibilidad frente a la configuración anterior, a pesar de tener que pagar unos 5000 € para un Mac Pro de alta gama.

Tener en cuenta que no está incluido el coste de sistema operativo, ya que puede variar un poco o es posible que puedas recuperar una licencia y/o actualizarlo de forma gratuita.

Flujo de trabajo y configuración de Lightroom

Una vez ensamblado el ordenador e instalados el sistema operativo y Lightroom, vamos a configurar este programa para que trabaje conjuntamente con este hardware de la forma mas eficiente. Como ya he señalado anteriormente, si has decidido usar una o dos unidades de almacenamiento súper rápido M.2, la mejor opción es alojar el catálogo de Lightroom en este soporte. Aunque este catálogo se sitúe en el mismo volumen de arranque, no estaría preocupado por esta configuración, siempre que alojemos el catálogo en el espacio más rápido del ordenador. Aunque el catálogo en sí no necesita mucha velocidad, los archivos de visualización previa se cargan desde el mismo volumen en el que se encuentra el catálogo y ahí es donde la velocidad de lectura de las unidades M.2 entra en juego dándole una gran velocidad.

Si has decidido no instalar las unidades M.2, recomiendo aplicar todo lo anterior a la unidad SSD instalando en este almacenamiento el sistema operativo, y el programa Lightroom.

Tus fotos no deben residir en el mismo volumen y sería recomendable ponerlas en un volumen aparte.

Si tienes instaladas unidades M.2, entonces puedes poner tus fotos en las unidades SSD, para que los archivos RAW se carguen al instante y puedas trabajar con ellas de una forma rápida y fluida. Ahora bien, si quieres trabajar muy rápido sin esperar nada mientras se generan las previsualizaciones, sobre todo cuando se quieren ver a tamaño completo, mi recomendación es generar las previsualizaciones JPEG a tamaño completo.

Si has decido no instalar unidades M.2, debemos alojar las imágenes en el disco HDD.

Una vez que los catálogos estan en la unidad M.2 o en la SSD, generar las previsualizaciones 1:1 no debe necesitar mucho tiempo, considerando que este PC y su almacenamiento son muy rápidos. También puedes generar las previsualizaciones JPEG 1:1 en el momento de importar las imágenes.

Si tienes problemas de espacio, probablemente tu catálogo sea demasiado grande y es porque tengas demasiadas fotos. Te recomendaría que reorganizases tu catálogo y empezaría por partirlo por años. Otra alternativa es crear un nuevo catálogo para cada trabajo, y una vez editado añadirlo a los catálogos generales.

Soy consciente de que el contenido de este artículo no es para todo el mundo, porque muchos de vosotros no sois expertos en sistemas de computación y podría ser que no os sintierais capaces de construir un PC como este. Aunque la realidad es que ensamblar estos componentes no es demasiado complejo si se tiene algo de experiencia en el montaje de PCs, en la comprobación del hardware y en la instalación de sistemas operativos.

Me encantaría conocer tu opinión sobre la configuración anterior. Por favor, comparte tu punto de vista en la sección Deja un comentario que encontrarás justo aquí abajo.

Usamos cookies para proporcionarle la mejor experiencia en sus interacciones con nuestra web. Usted acepta el uso de cookies en su dispositivo al continuar usando nuestra web o al hacer clic en Acepto.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita una web, se puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente mediante cookies. Aquí puede controlar sus servicios personales de cookies.

Estas cookies son necesarias para que esta web funcione y no se pueden desactivar.

En esta web utilizamos las siguientes cookies necesarias técnicamente
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Aceptar todos los servicios

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest