La fotografía macro es la que obtiene una imagen con el mismo tamaño que el objeto fotografiado, y hasta una magnificación de diez veces. Mayores magnificaciones corresponderían a la micro fotografía.

Para cámaras compactas, existen accesorios específicos para cada modelo.

Para las cámaras reflex hay varias opciones con sus ventajas e inconvenientes:

Algunas de estas opciones pueden combinarse y en futuras entradas iremos tratando cada una de ellas, destacando sus ventajas e inconvenientes.

Hoy nos centraremos en los objetivos macro:

Los objetivos macro están especialmente diseñados para permitirnos una distancia de enfoque mínima, muy próxima al sujeto.

Entre las ventajas de estos objetivos está la de mantener todos los automatismos y sincronización con la cámara. Muchos de ellos son multifuncionales y pueden usarse para otros tipos de fotografía como el Canon 100mm USM macro f/2.8. La mayoría de ellos solo alcanzan la magnificación en el entorno del tamaño real.

Hay otros objetivos macro con distinta focal, que permitan mayores magnificaciones, pero suelen ser dedicados exclusivamente a macrofotografía. A mayor focal, nos permitirá estar más alejados del sujeto e inversamente, con focales muy cortas, estaremos encima del sujeto.

Los parámetros que determinaran la foto macro son:

Dejo estas recomendaciones y este enlace con ejemplos de micología.

El trípode y el cable disparador son muy recomendables.

Para la iluminación en macro, será necesario el flash en muchas ocasiones, siendo los anulares (Circular macro MR-14EX) y los dobles (Doble macro MT-24EX) los mas adecuados. Los convencionales, también podemos usarlos, mejorando la iluminación si los colocamos fuera de la cámara, mediante trípodes o brazos específicos. Los difusores ayudan suavizar la luz.

La profundidad de campo será muy reducida, por lo que hay que elegir cual será la zona enfocada y su profundidad (en insectos debemos enfocar los ojos). Procurar que todos los elementos que deban estar enfocados, estén en un plano perpendicular al eje del objetivo.

El diafragma lo cerraremos con valores de f13 a f16, para tener profundidades de campo aceptables en distancia de enfoque muy cortas.

El tiempo de exposición depende del sujeto y de si pretendemos captar el movimiento del sujeto o congelarlo. Con flash, el tiempo de exposición junto con la abertura determinaran la exposición del fondo, mientras que el flash fijara la del sujeto.

Desplazaros hasta encontrar un fondo sencillo, que contraste con el sujeto y que no le robe el protagonismo.
Al trabajar con diafragmas cerrados para aumentar la profundidad de campo, necesitamos mucha iluminación (flash) y hay que procurar no hacer sombra en el sujeto con el objetivo ni proyectar nuestra sombra.

Recomiendo el enfoque manual, que te permitirá mayor control.

Por último, respeta las plantas y los insectos.

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

¿Por qué no suscribirse al boletín de noticias?

!Sé el primero en conocer las últimas noticias y artículoes sobre fotografía de naturaleza¡

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest